martes, 8 de diciembre de 2015

LASAÑA IMPROVISADA, sin harinas, sin gluten, sin huevo ni lactosa



Éste fin de semana mi hijo invitó a cenar a un amigo suyo, así de repente y sin avisar. El problema era que el amigo es intolerante a la lactosa y no come huevo.
En mi casa nunca habíamos contemplado el tema sin lactosa, que por cierto, me parece una intolerancia complicadísima, porque la lactosa está presente en casi todos los productos manufacturados. Me fué dificilísimo conseguir adaptar una receta sin lactosa (y mira que dispongo de bastantes cosas en la despensa).  

Después de darle vueltas y descartar mil y una idea, como por ejemplo, hacer éstos calabacines rellenos, (bien ricos, por cierto) se me ocurrió hacer un plato rápido, fácil, rico y que no me pusiera la cocina patas arriba.


Afortunadamente, siempre tengo en casa éstos mini rulos de pechuga de pavo sin gluten, que me sacan de muchos apuros. 
Me gustan mucho los de Campofrío porque no tienen conservantes ni colorantes y apenas tienen sal (hay otras que me saben a agua de mar) y menos mal que son sin lactosa :)))))) 
Ahora, después de mirar con lupa los ingredientes y ser casi todos sin lactosa a parte de sin gluten, me gustan aún más.
Bueno, sin más preámbulos, vamos a la receta.

Lasaña improvisada, sin harinas, sin lactosa, sin huevo y sin gluten

Ingredientes

  • Medio calabacín
  • Un minirulo de pechuga de pavo 
  • 250 grs carne picada (o atún, palitos de cangrejo, setas, champiñones... lo que se os ocurra)
  • Tomate frito y pimientos rojos asados caseros
  • 200 ml nata vegetal o sin lactosa
  • Mix de hierbas provenzales o al gusto

Elaboración:
  • Cortamos el mini rulo de pechuga de pavo y el calabacín en lonchas de medio cm de grosor , salpimentándolo.
  •  Los ponemos de manera longitudinal en una fuente. Empezamos por el pavo, después el calabacín (es mejor así para luego poder servirlo con facilidad).
  • Extendemos una capa de tomate frito y encima la carne salpimentada y cruda (aquí según gustos admite poner encima, pimiento rojo, aceitunas, setas, cebolla....)
  • Cubrimos con otra capa de calabacín y terminamos con capa de pechuga de pavo.
  • Echamos la nata vegetal o sin lactosa y espolvoreamos con hierbas provenzales y un poco de sal. (si disponéis de queso sin lactosa, lo ponemos por encima)
Cocemos en el microondas a máxima potencia 8-10 minutos y gratinamos o bien 30-35 minutos en el horno a 180º y función gratín los últimos 5 minutos.
NOTAS:
  • Como no lleva harinas, es un plato con bajo índice glucémico.
  • Nos encantó a todos y lo mejor, es que al no tener que cocinar nada, puedes preparar la fuente en un momento y dejarlo en la nevera listo para hornear o meterlo en el microondas, después de una jornada de trabajo o aperitiveo.
  • Si pelamos el calabacín, podemos "engañar" a los que no les gustan las verduras.
¿Cómo os apañáis cuando os surgen invitados por sorpresa y tienen una intolerancia alimentaria que no se contempla en vuestra casa?
¿Cómo sustituir o eliminar en la medida de lo posible, los hidratos de carbono para ofrecer un plato con bajo índice glucémico, sin dejar de ser apetecible a niños y adultos? 
¿Cuando compráis productos manufacturados, en qué os fijáis?
SI, la lactosa me ha traído ésta vez de calle!!!